Cómo vestir de mantilla

Cómo vestir de mantilla

Saber cómo vestir de mantilla es una premisa básica para poder hacerlo. Debemos tener en cuenta que se trata de una tradición muy arraigada a nuestra historia y en concreto a la Semana Santa. Una festividad muy seria que exige ciertas normas y convencionalismos que conviene conocer a fondo. Lo primero que se tiene que tener en cuenta a la hora de vestirse de mantilla en Semana Santa es el día escogido para ello. 

El día en el que se debe vestir de mantilla es siempre una vez que Cristo ha muerto, ya que se supone que al ir de mantilla vas de luto. Por eso mismo aunque, tradicionalmente, se vestía de mantilla tanto el Jueves Santo como el Viernes Santo, el salir de mantilla el Viernes se ha ido perdiendo con el tiempo en algunos municipios y el día en el que más mujeres lo hacen es el Jueves. Pero esto no quiere decir que hacerlo el Viernes esté mal, ya que entra dentro del protocolo establecido.

Cómo vestir de mantilla: el código de vestimenta

Lo primero que tenemos que tener en cuenta a la hora de saber cómo vestir de mantilla en Semana Santa es que vestimos de luto, por lo tanto el código de vestimenta es el negro riguroso. En otras festividades es posible ver a mujeres de mantilla, con mantillas y vestidos de tonalidades más claras. Este puede ser el caso de días como el de los Enganches, previo a la Feria de Abril o en algunas bodas si vamos de invitadas y porque los novios así lo hayan pedido. Pero este no es el caso de Semana Santa

El vestido de mantilla tiene que cumplir una serie de requisitos. Ser por debajo de la rodilla, tener mangas francesas o largas y escotes no demasiado pronunciados: a la caja, cuadrado, perkins, entre otros. La mantilla, por su parte, debe ir sobre una peina de carey, con el pelo recogido y un broche en la parte de detrás, así como prendida al vestido por la parte de los hombros.

En Tuareg contamos con el vestido y la mantilla perfectos para que cumplas al 100% con el protocolo. 

Cómo vestir de mantilla en complementos y maquillaje

En el caso del resto de complementos para vestir de mantilla también es necesario ir con medias negras transparentes y un zapato cerrado de tipo salón (no demasiado alto). Como joyas lo único que se permite son pendientes, broches y, si lo prefieres, un rosario para llevar en la mano. También, como en cualquier acto religioso, se permiten la alianza de casada o anillos no demasiado llamativos. Para las manos unos guantes negros de chantilli complementarán el resto del look. Y para guardar tus cosas, un bolso negro de mano también discreto. 

En cuanto al muha el maquillaje debe ser sencillo y natural, sin estridencias. Teniendo en cuenta además que sales de día. En cuanto al peinado un moño bajo y nunca jamás el pelo suelto. Encima de este, como es lógico, bien colocada, la mantilla. Algo para lo que seguramente te tengan que echar una mano. Aprovecha este momento, pues es un momento único y familiar en el que poder disfrutar también de esta tradición desde dentro de la intimidad del hogar. 

¿Para qué vestir de mantilla?

La tradición original por la cual vestir de mantilla es hacerlo de mañana para ir a visitar Iglesias y acudir a los llamados oficios, más conocidos como los Santos Oficios, y que son los cultos y actos que se llevan a cabo en el Triduo Pascual, que es la conmemoración litúrgica de la pasión, muerte y resurrección del Cristo. Se celebran entre el Jueves y el Sábado Santo y están considerados como la esencia cultural de la Semana Santa.

Es por eso, que aunque mucha gente se viste de mantilla solamente por experimentar qué se siente, no debemos olvidar que se trata de algo esencialmente religioso y que al hacerlo deberías comprometerte a seguir con el protocolo tal cual. 

Es un día de mucho movimiento en las Iglesias, que además exponen algunos de los pasos que han procesionado o lo harán pronto en estos días. Un momento de recogimiento en el que disfrutar de nuestras imágenes rindiendo así cierto tributo al ir a visitarlas. 

Mitos sobre vestir de mantilla

Uno de los mitos más extendidos a la hora de saber cómo vestir de mantilla es que si lo haces tienes que ir de la mano de un hombre. Esta es la razón por la que muchas mujeres rehúsan de hacerlo, ya que piensan que es una norma básica. Nada más lejos de la realidad. De hecho cualquier Jueves Santo se puede ver en muchas ciudades de España cómo distintos grupos de mujeres van vestidas de mantilla juntas. Tampoco tiene sentido cuando son muchas las mujeres viudas que visten de mantilla cada año. ¿No podrían hacerlo de ser esta norma verdad de por vida? 

Así que si llevas un tiempo pensando lo de vestir de mantilla en Semana Santa ya conoces las claves para poder hacerlo. Desde Tuareg Modas te lo ponemos mucho más fácil para que puedas hacerlo siguiendo el protocolo establecido. Consúltanos si tienes alguna duda al respecto y estaremos encantados de ayudarte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *